martes, 24 de junio de 2008

Una mirada al interir de la educacion (ensayo)



Este es un ensayo bin malo, pero queria subir algo...

Está hoy en la palestra el tema de la educación de calidad, dentro de esto se embarca un tema sensible para muchos: “la evaluación docente”. Creo que este es uno de los primeros pasos a abordar para optimizar la calidad de la educación en nuestro país. Me he preguntado un par de veces por qué tanto recelo por parte de los profesores más antiguos a someterse a un modelo evaluativo, lo analizo desde diversa aristas y veo que mas que un miedo, siento que no tienen la suficiente capacidad para ver mas allá del contexto sociocultural actual.
Es necesario que formen conciencia acerca de la calidad de su trabajo y el rol social que ello comprende; la labor del docente no es solo entregar conocimiento teórico; sino formar personas.
"La educación consiste en dirigir los sentimientos de placer y dolor hacia el orden ético."(Aristóteles).
Es importante una reformacion en la mentalidad docente, o más que en los docentes, en los futuros nuevos docentes que nos formamos. Este cambio debe darse desde la universidad que es fuente de todo conocimiento científico. La educación es una ciencia ya que responde a un método y a ciertos parámetros, pero mas que ciencia es un arte… el arte de formar personas.

El fin de la educación es la búsqueda de la perfección del sujeto, pero sabemos que ningún ser humano puede lograr la perfección, ya que es algo divino. La educación busca formar al sujeto (llámese educando si desea) de acuerdo al contexto sociocultural en el cual se encuentra.
Sabemos que el sujeto es un ser libre, singular y autónomo y que posee diversas capacidades tales como individualización-creatividad, socialización-comunicación, las cuales no puede desarrollar sin previa explotación.
El sujeto es una síntesis del mundo material (gaudim et spes, la dignidad de la persona, constitución del hombre,14) posee en si todas las vertientes y corrientes del mundo, es misión del educador poder explotarlas, claro que con la voluntad del educando, este es un factor determinante, ya que sin voluntad es casi imposible que se concretice el fenómeno educativo.
Sabemos que cada sujeto es único, tanto psicológica como biológicamente, esto plantea la diferencia de los seres y deja claro que no se puede evaluar de la misma forma a todos los alumnos. Acá el pedagogo juega el papel de artífice (artista) al crear los diversos métodos evaluativos para los diversos problemas que los alumnos pudieran presentar. Acá el rol de la universidad en la formación de los docentes es fundamental, ya que es esta la institución adecuada para la formación de formadores, el dilema es la calidad que entrega la institución.
Antiguamente el docente se caracterizaba por un ímpetu punitivo, hoy en día esto es absolutamente aberrante y no se enmarca en el contexto social actual (salvo unas excepciones), En cambio el docente de hoy es un ser mucho mas abierto y reflexivo, poco autoritario y deja valer las opiniones del alumnado, esta es una característica loable en el desarrollo de la sociedad. El respeto.
Las herramientas entregadas por las instituciones educativas son la base de esta sociedad, los profesores de nuestra área son los formadores del pensamiento ético, el dilema es como hacer que el alumno comprenda esto. Todo se basa en las herramientas entregadas al docente. Entonces volvemos al principio: la educación de calidad y ¿como hacer que realmente sea de calidad? Creo que la solución ya no esta en las manos de nuestros educadores, sino que esta en las nuestras. En la forma en que formemos la conciencia del sujeto participaremos más activamente en la mejora de la educación en nuestro país.
El hombre esta destinado (“condenado”), por su misma naturaleza a vivir en sociedad (Fenómeno histórico y problema actual. J.J. Ferrero 1985. Teoría de la educación. Universidad de Deusto, Bilbao), esto es una practica inherente del ser humano y nadie se puede despojar de la misión de convivir en sociedad.
El dilema de hoy (y siempre dentro del ámbito de la calidad de la educación), es como enseñar a vivir en sociedad cuando nos encontramos inmersos en un mundo cada vez mas individualista. Acá podríamos hablar de la paradoja de la educación, ya que por una parte se enseña a vivir en sociedad y por otra parte se entregan las herramientas necesarias para la subsistencia económica del sujeto y por ende herramientas hacia la desigualdad.
Podemos concluir que la mejora de la calida de la educación no es algo inmediato, sino que es algo progresivo y que demorara un par de años poder hacer conciencia en la sociedad acerca del rol social del educador.
La educación es una necesidad humana y una práctica antropológica, por ende, mientras exista el hombre existirá la educación. Solo con la voluntad de sujeto se podrá llevar a cabo el fin de la educación. Voluntad y respeto son aspectos fundamentales que tiene que abordar el sujeto. Estos son aspectos adquiridos en las prácticas no academicistas, sino, en las prácticas educativas—entiéndase academicista lo referido a lo pedagógico (teoría)--.
El objetivo sustancial de la educación es formar una personalidad armoniosa (Fenómeno histórico y problema actual. J.J. Ferrero 1985. Teoría de la educación. Universidad de Deusto, Bilbao), para así conformar una sociedad equilibrada y libre.

2 comentarios:

enlamascara dijo...

parece que no estaba tan malo...
alcanzò pa un 5.2

Anónimo dijo...

muy entretenido, y si tienes compeltamente la razon, pero no solamente te refieras a la educacion de universidad, ya que varias familias cambian su metodo de educacion para sus hijos y forman niños orgullosos, cerrados y muy soltados, es decir parte de una solucion al problema de la educacion es instruir a los padres a aceptar errores y aprender a educar cada momento que esten con sus hijos para asi formar a individuos capaces de aceptar errores y entender procedimientos, ademas de crear mejores.